Opinión

Dragon Ball Z, Lenin, la vanguardia y la hegemonía

Colaboradores
Escrito por Colaboradores

Dragon Ball nos enseñó algo muy valioso. Si bien es cierto que un puñado de superhumanos y extraterrestes con capacidades extraordinarias tomaron la delantera en la defensa de la humanidad y de la vida misma, éstos no hubiesen podido, en el momento crucial, vencer a Majin Buu sin el consentimiento general de las grandes masas, de los habitantes de la tierra y otros planetas como Namek, incluso de viejos enemigos (número 17) coaligados ahora con nuestros héroes por virtud de la “determinación del enemigo principal” de la que hablaba Mao en su artículo “Sobre la táctica del frente único contra el imperialismo japonés”.

Aquí haremos una breve analogía entre la clásica teoría marxista-leninista de la vanguardia y una de las tramas principales del mítico anime “Dragon Ball Z”. Las comparaciones son algo arbitrarias y tienen como fin exclusivo la pedagogía, pero forzando la hermenéutica, y sabiendo que Akira Toriyama y su obra no tienen nada que ver ni con la ciencia política en general, ni con el marxismo en particular, queremos traeros un viejo y útil concepto político de la mano de Goku y sus amigos.

Como todos los aficionados a la serie sabemos, las “grandes masas”  de las que hablamos al comenzar este artículo no fueron a la base de Babidí a jugarse la vida para detener a Dabla y sus secuaces, tampoco estuvieron en la Sala del Tiempo cuando Gotrunks y Piccolo se dejaban la piel por encerrar para siempre a Super Buu . A su vez, mientras en el Planeta Kaio se desarrollaba la batalla con el pequeño Buu , aquellos guerreros más débiles, sumidos en su simple condición de “ humanos que practican artes marciales”, simplemente observaban los acontecimientos en la distancia, a través de la Bola de Uranai Baba o de la del Kaio Decano.

Pero fue en el momento decisivo, cuando la “vanguardia saiyan” se encontraba en el asalto final a la bestia demoniaca que amenazaba a todo el cosmos, fue en ese preciso momento en el que la intervención popular equilibró la balanza en favor de las fuerzas del bien, de “los guerreros Z”.  La Bola Genki, o Genkidama , nombre que tiene esta técnica en la versión original de la franquicia, es una bola de energía que para crecer y tomar potencia necesita nutrirse no sólo de la energía del que la emplea, sino de cientos, miles o millones de organismos vivos que voluntariamente donen un poco de su “ki” (una energía presente en todo en todo ser viviente, en mayor o menor medida) al usuario de la técnica.

“Gente corriente” alzando sus brazos para conceder su apoyo a Satán, Goku y Vegeta en su incansable lucha contra el villano Majin Bu. Encontramos aquí una curiosa semejanza estética con los “repertorios de acción colectiva” del movimiento 15-M

“Gente corriente” alzando sus brazos para conceder su apoyo a Satán, Goku y Vegeta en su incansable lucha contra el villano Majin Bu. Encontramos aquí una curiosa semejanza estética con los “repertorios de acción colectiva” del movimiento 15-M

La Bola Genki no es exclusiva de la Saga de Buu, ya había sido utilizada en otra ocasión, contra el temible “Presidente de la Federación Intergaláctica del Comercio”, el señor Freezer, o, como se le conoce en el anime, Emperador Freezer. Este tiburón financiero y militar recibió este ataque por parte de Goku, si bien con un éxito relativo o escaso, ya que sobrevivió con escasas lesiones. En esta ocasión Goku reunió tan sólo la energía de las pocas criaturas vivas que quedaban en Namek y algunos planetas del entorno, además del apoyo de sus incondicionales Piccolo y Krilin, y su hijo Son Gohanda.

Volviendo a nuestro paralelismo, aquí nos encontramos con una construcción popular endeble, desigual, mayormente basada en el apoyo de los que estaban en primera línea de batalla, de la vanguardia. En este sentido, las palabras de Freezer en el doblaje de España pueden resultar muy representativas del pensamiento de algunos sectores de la élite ilustrada y progresista cuando observan “desde sus atalayas” las “procesiones” del 14 de Abril, del 1 de Mayo, o incluso las rémoras de lo que fue el movimiento 22-M (marchas de la dignidad). El demonio de frío recibió con estas palabras a la Genkidama: “Es francamente bonita, pero dudo que tenga algún efecto sobre mí.

Recuerda también a las palabras usadas por la burguesía ilustrada al comienzo de la película  de Omar Sharif “El doctor Zhivago” cuando desde el balcón ven procesionar las manifestaciones obreras, antesala de la revolución.

En resumidas cuentas, el activismo profesional y las militancia de izquierdas radical, por sí misma, puede generar, movilizaciones de una “sugerente estética”, pero no desborda el marco de las relaciones de poder existente.

En la Saga de Buu fue distinto, no sólo los “combatientes profesionales “ (activistas en nuestra analogía) prestaron su energía en esta gesta, sino prácticamente todo ser del universo conocido, fuerte o débil, amigos o “ viejos enemigos”, todos excepto lo que Mao llamaría los “recalcitrantes”, elementos que, por su “antagonismo de clase”, se ven determinados a tomar una posición hostil al “cambio”. En ese sentido el anime nos muestra a Freezer, Célula y otros viejos enemigos apoyando al Monstruo Buu en el momento final del combate (la imagen está al final del artículo). La nueva Bola Genki sería la suma de millones de “apoyos pasivos” de la gran masa de los mortales.

En nuestra analogía esto implica sumar no sólo a las viejas y nuevas organizaciones de la izquierda radical (que indudablemente son las que juegan un papel proactivo), sino contar también con el apoyo pasivo de esa gran parte de la sociedad no habituada a ir a manifestaciones, asistir a asambleas o militar en partidos. Los saiyans debían abandonar en este momento su orgullo, su tradicional aislamiento de las grandes mayorías, para hacerse entender y contar con el apoyo de éstas. Si bien Goku hizo un intento torpe y “clasista” de ganarse al humano común (dijo: “estúpidos, ¿no veis que, si no me ayudáis, moriremos todos?”), sin la aguda alocución de Vegeta  y, sobre todo, la respetuosa solicitud de Satán pidiendo a todos, grandes y pequeños, aportar su pequeña agencia, sin este hábil ejercicio de “comunicación política”, de construcción del consenso, Majin Buu no hubiese sido carbonizado por la Bola Genki ,y el universo sería un páramo desolador.

Desde el infierno, Freezer, Célula y otros villanos míticos de la serie, son los únicos que apoyan incondionalmente al monstruo Buu.

Satán pide pedagógicamente ayuda a la humanidad para formar la Bola Genki. En el doblaje español usa un tono más didáctico y tranquilo, pero no está en youtube.

Kaito reprende a Vegeta por pedir apoyo mostrando desprecio por la gente sencilla.

El maestro Toriyama, aun sin desearlo, proyecta ante nosotros la vieja tesis leninista  de la necesidad de vincular a la vanguardia (sectores organizados y movilizados) con la gran mayoría de la ciudadanía y los sectores populares. El líder bolchevique dirá lo siguiente: “ Con sólo la vanguardia, es imposible triunfar. Lanzar sólo a la vanguardia a la batalla decisiva, cuando toda la clase, cuando las grandes masas no han adoptado aún una posición de apoyo directo a esta vanguardia, o al menos de neutralidad benévola con respecto a ella, que la incapacite por completo para defender al adversario, sería no sólo una estupidez, sino además un crimen(… ) Tal es la ley fundamental de todas las grandes revoluciones” (Lenin, La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo).

Pues bien, “la vanguardia” del universo Dragon Ball necesitó conquistar la “neutralidad benévola de las masas” de la que hablaba Lenin para dar el golpe decisivo al enemigo. El puñado de activistas y sus heroicos esfuerzos individuales no fueron nada sin el impulso decisivo de esas masas generalmente apáticas que preferían las absurdas performance de Satán al abnegado esfuerzo de Goku y Vegeta. Vegeta se tragó su orgullo y apeló a esa masa indiferente que tanto le desagradaba, y , con ello, superó los límites del activismo tradicional, del “gueto saiyan”, y apeló a la construcción de un poderoso sujeto popular.

Vegeta se traga su orgullo y pronunca por primera vez en toda la serie las palabras “por favor”:

Por Nolo de Elías.

Aquí están los resultados: 5 Votos, 3.8 de media

Deja un comentario