Opinión

Barbie y la discapacidad

Barbie discapacidad.
Mercedes Serrato
Escrito por Mercedes Serrato

Por Mercedes Serrato.

El 9 de Marzo de 1959 apareció para Estados Unidos y la humanidad capitalista, la primera muñeca Barbie. Analizar desde la perspectiva del género o la sociopolítica lo que ha supuesto la rubia de plástico más famosa no es el objeto de este artículo. Nos guste o no, Barbie ha sido para muchas generaciones de niñas, (y de niños que se peleaban con sus padres por desafiar la heteronormatividad queriendo una) un referente de sus horas de juego.

Con ninguna profesión concreta, y todas las profesiones a la vez, Barbie ha sido una mujer polifacética allá donde las haya, y donde ella no llegaba, Matel inventó un puñado de amigas para que la complementaran. Así, en 1996, esta empresa, muy en su línea de la diversidad con el rosa por bandera, nos brindó a Becky; la muñeca en silla de ruedas, con diversidad funcional física para los posmodernos y posmodernas que gustan de esta terminología.

Kjersty Johnson, una chica con parálisis cerebral que por aquellos tiempos tenía diecisiete años, se dio cuenta de un importantísimo detalle; la silla de ruedas de Becky no cabía en el ascensor de la casa de Los Sueños de Barbie… ¡que fatalidad! Que tu mejor amiga no cumpla con las normas de accesibilidad y diseño universal debe ser un gran palo… Pero el fabricante se puso manos a la obra y reformó el ascensor en señal de buena voluntad y compromiso con las personas con movilidad reducida.

"Matel realizó algunas versiones de Becky, como esta en la que era fotógrafa"

Matel realizó algunas versiones de Becky, como esta en la que era fotógrafa.

Lo gracioso de la historia, si lo que llevamos no lo ha sido ya, es que si te das un paseo por la red buscando a Becky, esta aparece en numerosas listas y rankings de “Barbies raras”, tal cual expresado. En estas clasificaciones (en las referencias bibliográficas sólo he incluido un par de ellas, pero son muy abundantes) comparte honores con la Barbie Zombie, la Barbie Gorda, la Barbie Embarazada, la Barbie Vampiro o la Barbie Musulmana. La pobre Becky ocupa los últimos puestos casi siempre, y es curioso analizar cómo funciona la mente de quienes hacen estas listas. Es decir, ser medio humana, no ser delgada, estar embarazada o ser musulmana es raro, tanto como ir en silla de ruedas. Bajo este enfoque casi te entran ganas de ser vampiresa, que está más de moda…

En honor a la verdad, también comparte rareza con la Barbie más cara del mundo, que lleva diamantes a mansalva, y con la Barbie Princesa Unicornio que… ¿alguien puede odiar a los unicornios?

Dicho todo esto, dejando las bromas a un lado y lo que podamos pensar de Barbie en relación con sus valores de Género asociados, no deja de ser una buena idea incorporar a Becky al elenco de amigas de la rubia. A veces, lo que no se vende no existe, y paradójicamente, esta muñeca se vendió bastante bien. Incluso los desajustes de accesibilidad, como el comentado sobre el ascensor, provocaron artículos en los periódicos de aquellos años. Las niñas, y espero que algunos niños, tomaron conciencia de la dificultad que supone un mundo lleno de barreras para todas las personas que usan silla de ruedas, que generalmente no disponen de un modelo tan vistoso como el de Becky.

Existen numerosos estudios y trabajos que abordan el tema del género y la discapacidad, principal variable de lo que ha dado en llamarse “Doble discriminación”. También en ese sentido es controvertida esta muñeca, quien participa de la particular estética del mundo Barbie. Podemos entenderlo como una sumisión al carácter heteronormativo que siempre ha definido a la rubia universal, pero por otra parte, el hecho de que Becky encarne, con silla y todo, la feminidad entendida de forma tradicional, puede desproveerla de esa falta de sexualidad con que la sociedad suele tratar a las mujeres con discapacidad.

Becky pertenecía a una colección llamada "Compartiendo sonrisas".

Becky pertenecía a una colección llamada “Compartiendo sonrisas”.

 

Los juegos y los juguetes construyen parte de nuestro mundo, de nuestros esquemas, nuestras creencias, costumbres, perspectivas… Integrar esta figura en ese mundo fue un acierto, fines comerciales a un lado.

En realidad es hasta triste que esta muñeca fuera una edición limitada y que actualmente sólo se venda a nivel coleccionista… Lo admito, me han entrado ganas de tener una, lo mismo Matel, en pago a esta enorme publicidad, podría mandármela.

 

——-

Recientemente otra multinacional juguetera ha lanzado una línea de personajes con discapacidad, y sí, lo trataremos, pero esa será otra historia.

 

BIBLIOGRAFÍA

Blog cuidado infantil:  http://blog.cuidadoinfantil.net/10-curiosidades-sobre-barbie.html/curiosidades-barbie-7

De la Fuente Robles, Y. Hernández Galán, j. La accesibilidad universal y el diseño para todos desde la perspectiva de Género. REDIS, Revista Española de Discapacidad, V 2 N1, 115-129, 2014

Jiménez Pérez, G. y Serrato Calero, M. M. Del padecimiento a la diversidad: Un camino hermenéutico. REDIS, Revista Española de Discapacidad, V 2 N 2, 185-206,  2014.

Listas 20 Minutos: http://listas.20minutos.es/lista/las-12-munecas-barbie-mas-extranas-y-raras-del-mundo-276989/

Menos que mujeres: https://www.youtube.com/watch?v=f3_DaBlx-KU

Moscoso Pérez, M. La discapacidad como Diversidad Funcional: Los límites del paradigma etnocultural como modelo de justicia social. DREIA: Dilemata, Revista Internacional de Éticas Aplicadas. V 3 N 7, 77-92, 2011

Shackespeare, T. Poder y prejuicio: Los temas de género, sexualidad y discapacidad. En: Barton, L. (Comp) Discapacidad y Sociedad, Morata, Madrid, 205 – 229, 1998.

Aquí están los resultados: 0 Votos, 0 de media

Deja un comentario