Notas

Los siglos XVI, XIX y XXI unidos en el Ministerio del Tiempo

Marta Buces
Escrito por Marta Buces

El Ministerio del Tiempo es la serie que ha sorprendido gratamente a los críticos que recelaban con TVE. Los protagonistas, quienes se encargan de resolver misiones atravesando las puertas del tiempo, son diferentes tanto en la personalidad como en la época de la que proceden.

Alonso de Entrerríos y el Imperio Español (S. XVI)

Alonso de Entrerríos (Nacho Fresneda) encarna en la serie la valentía, el sentido del honor y el patriotismo español del siglo XVI. Es un veterano venido de los tercios de Flandes allá por 1569. En ese año, España conformaba un gran imperio que se extendía por Europa, América y Filipinas bajo el reinado de Felipe II . Éste, gracias a su matrimonio con su tía segunda María I, fue asimismo rey de Inglaterra e Irlanda. El país se convertía así en la potencia hegemónica del continente europeo, conformando el primer imperio mundial que integraba territorios de todos los continentes.

Sin embargo, un año antes del reclutamiento de nuestro protagonista, había comenzado la Guerra de los Ochenta Años. En ella, los Países Bajos decidieron rebelarse contra Felipe II y los hombres se enrolaban para combatir a los rebeldes en defensa del rey. Sin embargo, esto sería el principio del fin para el imperio español, quien tuvo que concentrar a sus hombres en la guerra contra Inglaterra, en la que se encuadra la Armada Invencible, y que comenzaba quince años más tarde. España obtuvo grandes pérdidas económicas debido a los múltiples conflictos que atesoraba y acabaría la guerra con la independencia de las provincias septentrionales y conservando únicamente la parte más meridional de los Países Bajos.

Amelia Folch y el feminismo (S. XIX)

Amelia Folch (Aura Garrido), la protagonista femenina, representa la inteligencia y las ideas feministas . Nacida en 1857, es una de las primeras universitarias, estudiante de la Universidad de Barcelona. Es reclutada en 1880 para trabajar al servicio del Ministerio. Ya en el primer capítulo de la serie de la televisión pública afirma que no necesita un hombre, y que su madre le dijo que había perdido el juicio cuando decidió estudiar una carrera. En el siguiente, le recrimina a Julián que no es “menos machista que los hombres del siglo XIX”.

En alguna ocasión, Amelia se ve obligada a escuchar desagradables comentarios por parte de Alonso que, recordemos, proviene de una época donde predominan antiguos valores patriarcales. Llega a mostrarse indignado por que las mujeres puedan votar o a afirmar que “así le va a ir a España, mujeres mandando a hombres. Habrase visto tamaña necedad”.

En la historia real española, la primera universitaria matriculada fue María Elena Maseras Ribera, que comenzó a estudiar medicina en 1872 en la Universidad de Barcelona. Incluso veinte años antes, Concepción Arenal asistía como oyente a la Facultad de Derecho de Madrid en contra la voluntad de su madre y disfrazada de hombre para que le permitieran la entrada en la institución.

Sin embargo, en 1882, una orden real promulgada por Alfonso XII prohibió que las mujeres pudieran estudiar en la Universidad, terminando de esta manera con el vacío legal que existía en España, puesto que nunca nadie se había planteado que las mujeres se dedicaran a algo que no fuera la familia y la casa.

Seis años más tarde, las mujeres podían solicitar su admisión en una Universidad y ésta debía pedir permiso al Ministerio de Instrucción Pública si era favorable a aprobar su matrícula. Aun así, debían estar en todo momento acompañadas por sus profesores y tenían prohibido compartir mesa con el sexo masculino. No fue hasta 1910 cuando se reconoció en nuestro país el derecho de las mujeres a la Enseñanza Superior en igualdad.

Julián Martínez, la visión de la España actual (S. XXI)

Julián Martínez (Rodolfo Sancho), que vive en la capital española en el 2015, completa el pintoresco trío. Hace varios guiños a la política actual se suceden durante la serie. Se mencionan constantemente los recortes a través de un empleado que amenaza con volver al siglo XVI si eso sigue así, un granjero de 1808 que se queja de que le han suprimido la paga extra de Navidad o cuando Irene Larra (Cayetana Guillén Cuervo) menciona que no contratan a alguien nuevo cuando un funcionario del ministerio se jubila.

No faltaron tampoco referencias a la Unión Europea en el primer capítulo, cuando Alonso, en su incredulidad, no concibe que España vaya a ser derrotada por el ejército francés en la Guerra de la Independencia. Pregunta entonces si en la actualidad su país es soberano o rinde pleitesía a alguien, a lo que Julián contesta con sarcasmo: “Sí, al Banco Central Europeo”.

Bibliografía:

  • Vidal, César: “Una guerra de ochenta años”. Diario La Razón (27/06/10)
  • Peña, Daniel: “Cien años con mujeres en la Universidad”. Diario El País (08/03/10)
  • Web de RTVE: http://www.rtve.es/
  • Web de la Enciclopedia Libre Universal: http://enciclopedia.us.es/
Aquí están los resultados: 0 Votos, 0 de media

Deja un comentario